jueves, 29 de diciembre de 2016

LA LEYENDA DE TARZÁN

Ya hace años que Tarzán (Alexander Skarsgard) abandonó la jungla africana para llevar una vida aburguesada como John Clayton III, Lord Graystoke, junto a su esposa Jane (Margot Robbie) pero un día le ofrecen el cargo de embajador en el Congo. En realidad, todo forma parte de un plan ideado por un capitán belga aunque los responsables de llevarlo a cabo no están preparados para ello.




Debo confesar que la película la vi ya hace unos meses... pero tenía pendiente reseñarla porque creo que ha pasado bastante inadvertida y no lo merece. Todos (yo incluida) se pensaban que era una tontería de secuela y para nada!

Como bien dice la sinopsis, la historia se centra en años después de que Tarzán se incorpore a la sociedad como Lord. Como anécdota resaltar lo gracioso que queda vestido con trajes de señorito y con unas manazas tan enormes que no puede casi ni coger la taza del té. Me llamó mucho la atención. Tarzán está plácidamente casado con Jane cuando le llega una propuesta que lo tentará, porque significa volver a casa, su casa real. Y aunque sabe que es peligroso, quiere volver para ver con sus ojos que todo está bien. 
Como Jane también vivió una temporada en la jungla y tiene ganas de ver su antiguo hogar, se van ambos camino del Congo para enfrentar una de las mayores aventuras de su vida
Y es que lo que parecía un trabajo tan fácil de cumplir... acaba convirtiéndose en una pesadilla cuando intentando cazar a Tarzán se llevan a Jane como rehén. 

Me pareció una película preciosa. Los paisajes son tan verdes y bonitos que dan envidia. La ambientación, las actuaciones, el vestuario... Me pareció muy completa. Y claro está, la aparición de Alexander endulza todavía más la experiencia. Madre mía que hombre... Y que escenas tan bonitas con Jane. 

Película más que recomendada tanto por acción como por romance


1 comentario :

  1. ¡Hola!

    Tengo pendiente esta película desde que vi el trailer, y ahora después de tu reseña creo que la veré estas navidades :)

    Un beso,

    ResponderEliminar